Es una leyenda a medias ya que tiene su base en la realidad pero está algo deformada sin duda por la influencia de los medios que han hecho relacionar la ruina económica con el salto al vacío desde los rascacielos de Wall Street. Lo cierto es que la imagen de los suicidas desde los altos edificios pertence más que a las leyendas urbanas al ideario colectivo ya que alfin y al cabo sí que hubo pero no como una lluvia sino más bien como un calabobos.

Como consecuencia del crack bursátil del 29 que llevó a la Gran Depresiónalgo más tarde, una sociedad endeudada se arruinó en poco tiempo lo que llevó a la desesperación a muchos operadores de bolsa no sólo de Wall Street. El nivel de suicidios de ese año fue mucho más alto que la media, 4 personas se lanzaron al vacío pero sólo 2 en el barrio financiero neoyorkino.

Y, sin embargo, es una imagen tremendamente poderosa.

Enlace | microsiervos