Aparte de los conocimientos técnicos y operativos, hay una serie de disciplinas que aquella persona que quiera ganarse la vida invirtiendo en bolsa ha de contemplar. Hoy te acercamos las disciplinas básicas que tiene que dominar un inversor que se precie. Si bien no todas son imprescindibles, si que ayudan a completar las ‘lagunas’ que puede presentar un profesional en su carrera.

Control de los nervios

Todos los cursos y acciones formativas orientadas a preparar al trader a enfrentarse a lo que le espera incluyen disciplinas para controlar los impulsos en aquellos momentos en los que la presión puede hacer que se dejen llevar por la emotividad.

Ciertas escuelas de formación recomiendan al trader formarse en:

Meditación trascendental.

Técnicas de respiración.

Yoga.

¿Qué formación necesita un trader

Matemáticas y estadística

Pese a que no es una formación sine qua non, las matemáticas y la formación estadística ofrece al alumno y futuro trader una habilidad para interpretar gráficas, tablas o indicadores de riesgo.

Algunos especialistas unen a estas disciplinas la formación en macroeconomía y gestión monetaria. La gestión monetaria también es conocida como gestión de riesgo. Se basa en el análisis del valor de una operación concreta en función del riesgo y las ganancias potenciales.

Combinación de teoría y práctica

Actualmente hay cursos de formación más específica, en la que se muestra a los alumnos, tanto en escenarios simulados como reales, cómo se va a desarrollar su día a día como profesionales del trading. Un buen ejemplo de este tipo de cursos son los que encontramos en Trading de Futuros. Primero se le proporcionan a los alumnos las ‘armas’ en forma de conocimientos teóricos para dominar las claves básicas conceptuales del trading (la ‘Academia’) para, una vez logrado asimilar los conocimientos, acceder a la fase de entrenamiento orientada a conocer un sistema de trading con ventaja estadística e ir haciendo propias cualidades imprescindibles como la gestión emocional y del riesgo o la disciplina, innegociables para un profesional que quiera ganarse la vida en los mercados.

Los alumnos conocen cómo operan los profesionales, éstos responden sus dudas y, asimismo, empiezan a realizar sus propias inversiones en circunstancias similares (presión, tiempo…) a las que se van a encontrar una vez terminada su formación.

2 Comentarios

Comments are closed.