Razones para rechazar una oferta de trabajo
Hablar de rechazar un trabajo en tiempos de crisis resulta toda una utopía y tal vez, no se entienda de entrada. Sin embargo, no debemos perder de vista que el ser humano es libre y tiene la capacidad de decidir aquello que desea en base a sus deseos, su vocación, su libertad y su felicidad.

Pues bien, una de las razones para rechazar una oferta de trabajo es la falta de compensación económica. Es decir, tener un sueldo muy bajo en proporción al esfuerzo que se va a invertir.

Además, el hecho de que no existe un punto de acuerdo entre la empresa y el trabajo en las funciones a realizar y las responsabilidades que se deben asumir, entonces, también existe la posibilidad de decir de una forma muy educada adiós a dicho puesto laboral.

Además, tampoco debemos perder de vista que la vida de una persona puede cambiar de una forma radical en cuestión de poco tiempo. Pues bien, el hecho de que en el presente, surjan nuevas prioridades puede hacer que alguien decida dar un giro a su carrera laboral. Por ejemplo, puede que alguien tenga la necesidad vital de tomarse un año sabático para centrarse en el cuidado de un familiar enfermo.

Por supuesto, es fundamental saber decir adiós a una empresa de una forma muy educada. En primer lugar, porque siempre debes ser agradecido con aquellos que te han brindado una oportunidad laboral. Por otra parte, debes explicar tus razones de una forma asertiva.

A lo mejor, mientras estás inmerso en el proceso de selección de una empresa, recibes otra propuesta que te gusta más de otra empresa. En ese caso, debes ser realista y hacer balance.

También te puede interesar:
Womenalia, un lugar para mujeres empresarias

Imagen: Ciudad Madrid