Nos dice Tamara Rojo, bailarina española que lleva ya 15 años desarrollando su actividad artística en el Royal Ballet de Londres, esto es una buena noticia para los españoles. En unas declaraciones recientes opina que los políticos españoles deberían entender que la política cultural y la política de investigación no deberían estar sometidas o influenciadas por las diferentes opciones y alternativas políticas que sucesivamente toman la dirección y las riendas de la actividad política  fruto de las elecciones cada cuatro años. Es decir que tenemos que fijarnos en el modelo que viene aplicándose en algunos países vecinos, de esta manera tendríamos asegurada la continuidad de nuestro grandes artistas y científicos en sus puestos de trabajo y responsabilidad. Así Tamara Rojo, en virtud de su buen hacer artístico en el mundo de la danza ha sido nombrada del English National Ballet, una de las compañías más importantes de Gran Bretaña y con un peso capital para el desarrollo de la danza en aquel país. Ella mismo afirma subraya que de esta manera, quienes disfrutan con el talento de los artistas y científicos españoles que son respetados y contratados más allá de nuestras fronteras.

 

Mañana el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos viaja París y a Bruselas para explicar con datos y papeles las reformas estructurales puesta en vigor en el seno de la sociedad española, se las va a explicar a los inversores europeos para que, de alguna manera, recuperen confianza y tranquilidad en nuestro proceso de reformas. También se sabe que hay ciertos falsos gurús que lo único que pretenden es hacer daño a determinados países, es lo que llamaríamos la envidia de nuestro vecinos o no, respecto a nuestra evolución económica. Siempre escogen al país cuya imagen pueda perjudicarse más y en menos tiempo. Recomiendo tengan a bien estudiar el informe Carmel “Investement Focus: The Pain in Spain” difundido por el Wall Street Journal.

Me resulta impactante la noticia de un súbdito alemán, funcionario de la ciudad alemana de Menden, en Renania del Norte-Westfalia, pues este señor mediante correo electrónico a sus compañeros les revela que durante los últimos catorce años no ha hecho nada. Comenta con sarcasmo que durante sus años de “trabajo”se se habría embolsado la nada despreciable cantidad de 745.000 euros. A veces los alemanes también tienen fallos de control de la productividad. Este caso se acerca bastante al personaje de Oblomov, divulgado por el escritor Enrique Vila Matas. Oblomov es un extraordinario personaje de otra gran novela del autor ruso, . “Sin moverse de su diván, enfundado en un raido batín asiático, el héroe de esta novela es la personificación perfecta de la indolencia y la inactividad.” Como dice Vila Matas estamos ante el mayor gandul de la historia de la literatura.