Debido en buena parte a la quita de la deuda griega, se han activado por estas horas los seguros de impago, también conocidos como “CDS”, una vez que la Asociación Internacional de Permutas y Derivados o “ISDA”, haya determinado en el día de ayer que ha habido un denominado “credit event”, hecho que implicaría un impago.

Hay que destacar en este sentido que los seguros de impago de deuda por la reestructuración de la deuda de Grecia ascienden a unos 3.200 millones de dólares, lo que equivale a 2.420 millones de euros. Incluso, según dictamina un comunicado hecho público en Londres, el ente encargado de supervisar el mercado de derivados financieros, acordó unánimemente la existencia de este credit event con respecto a la deuda de Grecia.

Pero igualmente, esto se debe a que en la práctica, la decisión de Grecia de activar las Cláusulas de Acción Colectiva a fin de obligar a sumarse al proceso de reestructuración de su deuda a aquellos acreedores que no se han comprometido de forma voluntaria, implica un impago de facto, por lo que ahora el procedimiento legal implica que se ejecuten los seguros de impago.

Toda esta polémica, en tanto, proviene de la presentación de un agente de mercado, acerca de si realmente Grecia había sufrido el “credit event”, para de esa forma ejecutar el pago de los seguros contra impago asociados a la deuda griega. En estos casos, vale señalar que el pago no es inmediato y la cantidad exacta a abonar se determinará en un proceso de subasta que se espera tenga lugar en las próximas semanas, según el protocolo del organismo.

Ahora, y luego de que el pasado 1 de marzo, ese comité de la ISDA decidió por unanimidad que el canje de la deuda pactado con el Gobierno de Atenas no suponía este tipo judicial, la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública en Grecia informó hoy de que el 95,7% de los acreedores del país participarán en la quita de los 206.000 millones de euros en deuda a reestructurar, acordada esta semana.