El empresario valenciano Juan Roig ha aportado unos millones de euros para el nacimiento del fondo de capital de riesgo ‘Angels Capital’. El restoha sido puesto por el Instituto Valenciano de Finanzas.

El fondo nace con la expectativa de ser el primer producto en el país orientado al ‘capital semilla’ y ‘start up’.

El objetivo fundamental del fondo es el respaldar los proyectos de aquellos emprendedores que no tienen el sustento económico como para desarrollarlos por sus propios medios.

Se ha situado una vida media de cada inversión en un período de cinco años, más allá de que el director general del fondo, Jaime Esteban se ha encargado en destacar que lo que se busca no es una rentabilidad inmediata sino el crecimiento de nuevas compañias.

Específicamente Esteban expresó que ‘el fondo busca «buenas ideas» en mercados que aseguren un crecimiento sostenido y vengan acompañadas de un plan de negocio «elaborado’.

La búsqueda no se limita a la Comunidad Valenciana sino que está abierta a toda España.

Además Esteban se encargo de adelantar que el fondo ya se encuentra interesado en entrar en cuatro proyectos -dos del sector médico y dos del sector tecnológico ligado a la distribución- y que ya se ha invertido en la Sociedad Avanzada de Biometría, que se dedica al control de accesos y presencia con servicios biométricos.

Roig parece de esta forma devolver un poco a la sociedad de lo que la misma le ha dado.