Cada vez es más común el uso de tarjetas de crédito en nuestro día a día pero, ¿conocemos el coste real de tenerlas? Las tarjetas son una de las modalidades de deuda más típicas, por no hablar que la mayoría de nosotros no sabemos los tipos de interés a los que tenemos que hacer frente por poseerlas. Saber esto es crucial para tener nuestros gastos bien controlados.

En España 5,4 millones de personas tienen una deuda aplazada en su tarjeta de crédito y la mayoría no saben ni cuándo terminarán de pagarla, ni el total que tendrán que abonar debido a las altas tasas de interés.

Para ello la plataforma de ahorro y salud financiera Arbor ha elaborado una calculadora para deuda de tarjeta de crédito. Además, esta herramienta incluye un amplio comparador de las diferentes tarjetas que existen en el mercado, con el que pretenden mostrar al usuario cuáles son las que ofrecen los intereses más altos. De esta forma, el usuario puede comparar la tasa de interés de sus tarjetas, con la tasa media anual del 19,64%, que marca el Banco de España. Nicholas Salguero, CEO de Arbor explica: “por una deuda de 1.500€, si eliges una cuota mensual de 50€, puedes acabar pagando casi 700€ en intereses, dependiendo de tu tarjeta de crédito. La buena noticia es que si consigues aumentar tu cuota en 30€, te ahorras la mitad de esos intereses y liquidarás la deuda un año y medio antes”.

El bienestar financiero se puede ver en serio peligro por la aparición de productos como las denominadas tarjetas revolving o de pago aplazado, cuya principal diferencia con las tarjetas de crédito tradicionales es que el usuario puede aplazar la devolución del dinero en cuotas fijas mensuales. Ángela González, líder de Innovación en Arbor: “Nos han vendido el concepto de “cómodas mensualidades” y no vemos el impacto total en nuestras finanzas. Si pagas pequeñas cuotas al mes, sólo estás pagando intereses y generas otros nuevos, (porque no estás pagando tu deuda), y la situación se eterniza. Arbor te ayuda a ahorrar esos euros extras para aumentar tu cuota mensual, lo que puede reducir un 50% el importe total de tus intereses.”

También te puede interesar:
La crisis del ladrillo sigue haciendo mella en el mercado inmobiliario