Según ha anunciado Carpathia, la compañía responsable del alojamiento físico del material del servicio Megaupload, es probable que se deban borrar los archivos legítimos de usuarios en esta web, debido al gran coste de su mantenimiento que supone el funcionamiento de la misma. Todo esto, tras el cierre de Megaupload por el FBI, por el que sigue la polémica por el destino de los archivos que los usuarios habían subido al servicio de alojamiento.

La cuestión es que a partir de esto se ha suscitado un problema legal y judicial de consideración, ya que entre el material que las autoridades consideran “pirateado”, también hay un buen número de ficheros personales y profesionales que no vulneran el copyright, y que según han amenazado los propios usuarios, nada tienen que ver con las medidas judiciales, y podrían conllevar a una serie de demandas en contra de los responsables de su eliminación.

El hecho es que, a día de hoy, a pesar de que son archivos considerados legales, se trata de un material inaccesible para el público durante las semanas que Megaupload lleva cerrado, y que podría perderse definitivamente ya que la compañía responsable del alojamiento físico dice que no puede mantenerlos por más tiempo, por una cuestión de costos, como ya mencionamos.

Incluso, Carpathia explica que el coste de mantener 25 petabytes de datos se eleva a 9.000 dólares diarios por lo que la compañía llevaría gastado desde el cierre de Megaupload 1,25 millones de dólares, un coste inasumible, ya que Megaupload no paga ya por sus servicios desde que se encuentra en su actual situación.

Es por esto que la propia firma ha presentado una moción judicial para que otra entidad asuma la protección de los documentos y los tribunales decidan el destino final de estos ficheros. Por el momento, se debería tomar una decisión entre dos posibilidades: o bien ayudar a Carpathia en su mantenimiento o restaurar temporalmente Megaupload para que los usuarios descarguen sus archivos.