Tal y como estaba previsto, este miércoles la Comisión Europea (CE) ha ordenado mediante dictamen a España que recupere y reembolse las ayudas fiscales concedidas a las grandes empresas españolas para que comprasen compañías extranjeras fuera de la UE, ya que esta institución considera que tales ayudas son ilegales.

Fuente: globalasia.com/
Fuente: globalasia.com/

Bruselas manifiesta que estas deducciones tributarias aplicadas a multinacionales son “incompatibles con las reglas de la UE” ya que conceden a las compañías beneficiarias una “ventaja económica selectiva”.

Además de las incompatibilidades, el Ejecutivo comunitario ha denunciado que el Gobierno de Rajoy no le notificó este nuevo régimen fiscal, que data de 2012, pese a que estaba obligado a hacerlo.

En cuanto a los nombres de las empresas y las cantidades a devolver, es algo que la Comisión deja en manos del Ejecutivo español, ya que considera que le corresponde a él identificar a tales empresas. No obstante, las adquisiciones de los últimos años apuntan a empresas como Telefónica, Santander, Iberdrola o Abertis.

El portavoz de la competencia, Antoine Colombani y ha dicho exactamente que “son sumas que volverán al Estado español, por tanto, España deberá recuperar de los beneficiarios las ayudas incompatibles percibidas”.

El Ejecutivo comunitario ya declaró ilegal en octubre de 2009 y en enero de 2011 la versión original de este régimen y exigió la devolución de parte de las ayudas, es decir, que la problemática viene del pasado. España se comprometió entonces a no aplicarlo a nuevos demandantes, pero no suprimió las disposiciones porque algunas compañías podían seguir beneficiándose.

Sin embargo, en marzo de 2012, el nuevo Gobierno de Rajoy adoptó una nueva interpretación administrativa vinculante, que permite de forma retroactiva deducciones fiscales no sólo para las adquisiciones directas sino también para las adquisiciones indirectas. Esta interpretación se adoptó para la adquisición de la compañía telefónica brasileña Vivo por parte de Telefónica.

Ya os concretaremos más adelante si llega a los medios la información, cuáles son exactamente las empresas que deberán devolver ese beneficio fiscal.