California, el paraíso del liberal

california1

Cuando existía la Unión Soviética y el llamado bloque del Este, éstos se autocalificaban de paraíso del proletariado. Tampoco creo que fuese para tanto pero seguro que más de uno lo echa de menos, hay nostálgicos de todo. Lo que se demostró con la caída del muro fue no sólo que la táctica de Reagan, Thatcher y Juan Pablo era buena sino que además es muy difícil crear lo ideal, el paraíso. Al menos en esta Tierra nuestra tan maltratada.

Y, sin embargo, en California andan en busca del paraíso liberal al estilo americano. Lo mejor y fetén en plan recorte de impuestos, recorte de gastos y que cada cual se busque la vida que tanta queja suena a comunismo o peor. Allí han llegado a la conclusión, tras meditarlo mogollón, que no hay otro remedio para la bancarrota que dejar de gastarse dinero en tonterías como la enseñanza, la asistencia social, las becas o el cuidado a los enfermos terminales que se van a morir como todos sólo que con la suerte de hacerlo en USA.

Aún a riesgo de ser considerado un peligroso socialdemocrata me pregunto sobre las causas de tamaños disparates, que no disparos pese a que van a soltar a los presos antes de tiempo. Y ayer pude leer que hace 31 años se aprobaron en referéndum dos medidas: congelar los impuestos sobre la vivienda, olé tus huevos, y que cualquier subida de impuestos debía ser aprobada por dos tercios de representantes del Senado californiano, para hacerlo imposible más que nada. La democracia también es imperfecta.

Desde entonces aquella maravillosa tierra de promisión cae cíclicamente en crisis brutales teniendo que aplicarse medidas similares a las descritas más arriba. Cualquier zopenco pensaría que algo falla en el modelo, no sé… insuficiencia de ingresos, ausencia de posibilidad de crear políticas contracícilicas, o algo similar. Allá no lo consideran necesario: envian a los funcionarios tres viernes al mes a casa y punto. Aquí algunos funcionarios hacen lo mismo pero allí es sin cobrar.

Son más listos, qué duda cabe. Vamos a tener que aprender de ellos.

Imagen the tahoe guy

Ir arriba