Es habitual que los autónomos, cuando llegan a cierta edad, aumenten su base de cotización de cara a su futuro, es decir, pagan más y cotizan más para que después a la hora de tener su pensión ésta sea algo más elevada que si cotizarán por lo que siempre han estado cotizando.

Sin embargo, algunas veces era difícil poder cambiar de base de cotización, al menos hasta ahora porque se ha abierto un plazo, que finaliza el 30 de junio de 2011, para aquellos autónomos entre 48 y 49 años con una base de cotización por debajo de los 1.665,90 euros mensuales para que puedan cambiar su base de cotización y la eleven.

Una vez pasada la fecha no se va a poder modificar y la pensión quedará repercutida en el futuro porque será algo más reducida que lo que podrían haber conseguido por aumentar la base de cotización.

Por ahora hay comunidades que están avisando a sus habitantes pero desde internet también puedes informarte.

También te puede interesar:
Novedades de cara a pymes y autónomos