El grupo de seguros Catalana Occidente ha confirmado que reforzará una de sus ramas de servicios menos atendida por el momento, la de la salud. Para ello, sus directivos tienen en mente ingresar de lleno en el plano de los seguros de asistencia sanitaria, una vez que el balance económico del año pasado un superávit de 210,5 millones, un 16,1% más que en 2010, lo que permite a la compañía cierta tranquilidad para afrontar nuevos retos.

En este sentido, el propio Director General de la aseguradora, Francisco José Arregui, ha admitido el interés por crecer en este sector, considerando que por el momento la firma se encarga “únicamente” de ofrecer seguros que cubren el reembolso de los gastos por prestaciones sanitarias. La idea ahora es que más allá de que se adquieran las mismas o no, la Agrupació Mútua pueda ofrecer seguros de prestación en este ámbito.

Pero hay que destacar además que el ingreso de Catalana en este segmento podría significar una revolución del mismo, sobre todo si se analiza que la firma es líder en seguro de crédito en España con la marca Crédito y Caución. Igualmente, los más cautos también destacan que se asumiría un riesgo, ya que el mercado español posee serios problemas en lo que supone la facturación de seguros de crédito de grupo.

De todas formas, Catalana pasa seguramente por uno de los mejores momentos de su historia tras haberse hecho con la compra de Atradius, el segundo operador a nivel mundial de seguro de crédito, operación que se inició en 2009 y mediante la cual la firma incrementó su liderazgo en el seguro de crédito, con un aporte final en 2011 del 46,9% del negocio.

Aunque Arregui ha manifestado que sus indicios hacen creer que el 2012 será un año en líneas generales “malo” para este sector de la economía, se ha mostrado confiado en crecer en el negocio tradicional de seguros, en la facturación y también en el seguro de crédito, sin descartar claro, su nueva apuesta: los seguros sanitarios.