Si te ha pasado alguna vez tener que cobrar dinero a los familiares que hayas prestado anteriormente, de seguro sabes que se trata de una sensación realmente horrible, pero el problema es que si bien en ocasiones podemos no necesitar esos euros y poder estirar de alguna forma el préstamo, en otras situaciones la cosa es mucho más difícil porque ese dinero puede llegar a cambiarnos la vida. ¿Qué hacer entonces?

¿Cómo cobrar dinero a los familiares?

  • Recuperar lo nuestro: antes de intentar cobrar dinero a los familiares es importante que tengamos en cuenta que de lo único que se trata aquí es de poder recuperar el dinero que nos pertenece de forma genuina, y que no se lo estamos quitando a nadie.
  • Ser flexible: como probablemente al intentar cobrar dinero a los familiares nos encontremos con la ausencia de liquidez, deberíamos tratar de ser flexibles, fijando nuevos plazos para que la relación entre ambas partes no llegue a deteriorarse.
Cobrar dinero a los familiares
Wikimedia
  • Ser amable: aunque sabemos que la negociación para cobrar dinero a los familiares puede ser un momento sumamente tenso, de lo que estamos seguros es que estar tensos o enojados no ayudará en lo más mínimo a que se solucione el asunto.
  • Nada de intermediarios: a menos que se trata de una situación límite en la que hayas sido amenazado o algo por el estilo, no uses intermediarios, pues normalmente solo generan reticencia al pago por parte del deudor.
  • Olvida el dinero: lamentablemente, cuando la relación es muy cercana, es posible que la mejor salida sea olvidarnos de cobrar dinero a los familiares si decidimos priorizar la relación con ellos aunque, cuidado, no siempre el dejar de lado una cosa salva a la otra.

¿Te ha pasado de tener que cobrar dinero a los familiares? ¿Cómo lo has resuelto en tu caso?