¿Cómo delimitar los objetivos en la empresa?

Un objetivo es algo fundamental en el trabajo y en la propia vida. El objetivo es la meta hacia la que caminas, el lugar donde te diriges, la orientación que marca cada acción en tu día a día. En este sentido, cuando se trabaja en base a objetivos, una persona descubre que cada año consigue nuevos retos, que evoluciona y mejora de forma positiva. ¿Cómo se pueden delimitar los objetivos de la empresa?

1) Un objetivo debe de ser cuantificable y medible. Es decir, no puede ser abstracto, por ello, cuanta mayor realidad tenga mucho mejor.

2) Además, también es esencial ser realista. De lo contrario, un objetivo que no está basado en algo real termina produciendo ansiedad o estrés. Sencillamente, porque se convierte en un fracaso inevitable. Fracaso que a veces, puede producir problemas económicos, por ejemplo, cuando se realizó una inversión equivocada.

3) Además, dentro de una empresa existen objetivos a nivel individual y también, a nivel colectivo. Por tanto, es importante que cada persona a nivel individual cumpla con su obligación pero que también lo haga en armonía con los demás.

4) No todos los mismos objetivos tienen la misma importancia, por ello, es posible establecer una jerarquía de valores para tener un orden y evitar el caos. Además, el número de objetivos también debe ser limitado.

5) El coaching es una disciplina excelente para el entrenamiento en objetivos importantes.

6) Alcanzar un objetivo implica trabajar en base a medios. Por ello, cada meta implica un plan de acción previo. Por tanto, es importante utilizar la creatividad, la imaginación, la inteligencia y el talento para elaborar dicho plan de acción. Una empresa sin objetivos, en el fondo es como una entidad que ya ha muerto.

También te puede interesar:
Aprovechar las vacaciones universitarias para trabajar

Imagen: Muy Pimes