Cómo trabajar con alguien que no tiene sentido del humor

En la vida, puedes elegir a la pareja con la que te gustaría casarte y pasar por el altar, también eliges a tus amigos y a esas personas con las que disfrutar del tiempo de ocio. Sin embargo, nadie elige a sus compañeros de trabajo. En una empresa, la única persona que tiene el poder de elegir a los aspirantes a ocupar un puesto de empleo es el jefe. Por ello, debes tener la mente abierta a la hora de entender que tendrás que trabajar con gente que es de tu agrado y también, con gente que no te caerá simpática. Para poder sobrellevar esta situación, es necesario que el peso de la balanza se decante de una forma positiva. Por ello, por ejemplo, una situación de acoso laboral puede resultar tan traumática.

Es decir, dentro del terreno laboral es fundamental poder encontrar un entorno humano, y también, es un regalo poder trabajar con alguien que tiene sentido del humor y que es capaz de reírse de las tragedias. Esta es una de las razones por las que la risoterapia se ha convertido en nuestros días en una fuente de motivación y de energía positiva en el ámbito laboral.  

Cuando trabajes con alguien que no tiene sentido del humor debes aceptarlo y no pretender cambiarle porque es imposible. Además, cada persona tiene su carácter, es decir, quédate con las virtudes de tus compañeros y aprende de todo lo bueno que ellos aportan a la empresa.

Imagen: Tus buenos momentos

También te puede interesar:
Las empresas españolas, optimistas para 2013