Consejos financieros para ahorrar en gastos mientras estemos en paro

Los últimos datos del paro no son nada buenos para nuestro país. España sigue contando con la tasa de desempleo más elevada de toda la Unión Europea, y todo ello a pesar de que agosto cerró con un descenso de cinco décimas. Del total de parados que hay en la Unión Europea, España aporta el 22%. Esta situación está causando muchos problemas a familias que ven como están en paro sin encontrar trabajo. En este sentido, desde el portal Acierto avisan que es posible reducir el gasto en esta situación e incluso ahorrar.

Cómo reducir gastos en paro

Para poder reducir los gatos y ahorrar, es necesario poner en marcha una serie de medidas. Lo primero de todo sería establecer un presupuesto mensual acorde a nuestros ingresos. Conocer en qué destinamos nuestro dinero es primordial para saber donde empezar a ahorrar.

Es posible que hayamos recibido una indemnización equivalente a nuestro sueldo y antigüedad laboral. Lo más conveniente en estos casos es “sacar” este dinero de la ecuación. Es decir, fijar nuestro nuevo presupuesto y gastos sin tenerla en cuenta. De esta manera, si la situación se alarga más de lo previsto, siempre dispondremos de unos ingresos adicionales.

Adaptar nuestro nivel de vida también será clave. Podemos empezar por reducir los gastos innecesarios, así como las partidas dedicadas al ocio, la frecuencia con la que acudimos a bares y restaurantes, etcétera. Esto no quiere decir que las eliminemos por completo, es fundamental tener una visión realista de nuestros gastos para poder ceñirnos al presupuesto con el menor esfuerzo posible. También podemos cambiar: elegir el ocio al aire libre, acudir a lugares más modestos, hacer ejercicio fuera en lugar de en el gimnasio, etcétera.

Seguir ahorrando a pesar del paro

Si bien es cierto que ahorrar puede resultar misión imposible cuando estamos en paro, es interesante no perder el hábito. Es decir, deberemos adaptar ese ahorro a nuestra situación económica actual. El comparador de préstamos e hipotecas Acierto recomienda hacerlo, incluso “ahorrar de forma testimonial” para no perder esa sana costumbre.

Así como comparar a la hora de adquirir diferentes bienes y servicios. Tal y como apunta el comparador Acierto.com “comparar permite ahorrar hasta un 60% en algunos servicios”. En el caso de los seguros como el del coche -que es obligatorio- la cantidad de ahorro puede alcanzar hasta los 500 euros anuales. Una cantidad nada desdeñable.

El paro es, asimismo, un buen momento para reflexionar y poner en marcha hábitos de consumo más saludables. Esto puede afectar a recibos como los de la luz, el gas, el agua, etcétera. Un consumo responsable puede ayudarnos a ahorrar en la factura entre un 20% y un 40%.

Vender lo que no utilicemos es otra manera de conseguir un dinero extra. Por otra parte, algunas franquicias de ropa ofrecen descuentos por llevar la ropa vieja que no utilizamos a sus puntos de recogida. Y existen muchas iniciativas similares.

Revisar nuestras deudas, clave

Otra opción si nos encontramos en paro es la de revisar nuestras deudas. Si tenemos problemas para hacer frente a nuestros préstamos –personales o hipotecarios– es recomendable hablar con nuestra entidad financiera. En estos casos resulta clave seguir pagando pues, en caso contrario, el banco nos aplicará comisiones por reclamación de posiciones deudoras e intereses de demora que se irán acumulando al impago inicial.

Algunas opciones son plantear una carencia durante la que pagaremos intereses y no amorticemos capital, alargar el plazo de amortización o renegociar el tipo de interés. En caso de que tengamos más de una deuda, podemos solicitar una reunificación. Se trata de unir todas las deudas en una sola: es decir, en lugar de pagar varias cuotas mensuales, podremos agruparlas todas en una.

Ahora bien, es importante saber que en ambas operaciones, por regla general, se acaban pagando más intereses a largo plazo. No obstante, podemos escoger estas alternativas en un momento puntual y, cuando nos recuperemos, volver a hablar con nuestra entidad financiera.

El temor al paro podría disparar el ahorro

Llegados a este punto no podemos olvidarnos de aquellas personas que, si bien no se encuentran en paro, tienen miedo a quedarse en él. Algo que, según las estimaciones de Acierto.com, podría acabar disparando el ahorro.

De hecho esto es precisamente lo que ha ocurrido durante la pandemia –más allá del confinamiento–. La situación de incertidumbre ha provocado que no pocos ciudadanos se apretaran el cinturón. ¿El resultado? Que, a finales de junio, las familias españolas tenían unos depósitos de 941.200 millones de euros en los bancos.

Ir arriba