Consejos fiscales: Planes de pensiones

aeat.jpegDos elementos se juntan en este fin de año cara a ultimar nuestras decisiones fiscales como son la de optimizar el rendimiento de nuestras ganancias mejorando nuestra «factura fiscal» y la próxima reforma de impuestos que entrará en vigor a partir del 1 de enero. En los tiempos que corren uno de los productos sobre los que debemos pensar es en los planes de pensiones aún considerando que no hace falta ser demasiado mayor para empezar a tener uno.

La reforma del IRPF que nos afectará tiene incidencia en este tema ya que los cambios se centran en dos cuestiones: aportaciones, que se amplían, y menos deducciones cuando se rescaten en forma de capital, o sea, de una sola vez. Sobre este último punto el gobierno ha caminado en sentido contrario al lógico como debiera haber sido primar este tercer pilar del sistema de pensiones ya que hubiera dado mayor impulso continuar como hasta ahora y permitir que un 40% estuviera exento tributando sobre el resto. Se ha optado por favorecer al rescate como renta vitalicia lo que le resta atractivo. Los proveedores de estos productos, los bancos, buscarán no obstante seguir consiguiendo fondos con mayores regalos y es previsible que ocultando algunos gastos inherentes. Cuidado con la falta de transparencia.

Sin embargo, sigue siendo un buen instrumento de ahorro independientemente de la edad aunque es mejor cuanto más cerca estemos del retiro. En todo caso conviene hacer cuentas y si descartamos otras opciones nunca es malo ser previsor o favorecer a tu cónyuge con un límite, eso sí, de hasta diez mil euros para los menores de 50 años.

Ir arriba