atencion pyme

Cuando tenemos una empresa que recién comienza su camino, sobre todo si se trata de una PYME, lo primero que debemos hacer es apostar a ir ganando clientes poco a poco, pero más difícil que eso, es lograr que sigan viniendo a nuestra sucursal. Según distintos estudios, está demostrado que una de las claves en tal sentido tiene que ver directamente con la atención que brindamos, y por eso ahora van algunos consejos al respecto.

De hecho, lo primer que podemos recomendarte es que cada vez que entre un cliente a tu negocio, hagas todo lo posible para que se vaya satisfecho, más allá de que tengas o no el producto o servicio que buscas. Si no lo tienes, siempre puedes ayudarle diciéndole donde puede conseguirlo, ya que de ese modo confiará en ti y sabrá que no te mueve el dinero, sino la vocación de ayuda.

Luego, por muy difícil que sea, deberás hacer todo lo posible por dejar tu vida personal en tu casa, incluso cuando tengas el negocio en el frente de la vivienda. Ten en cuenta que si bien todos tenemos días en que nos sentimos estupendamente, y otros más bien para olvidar, lo que menos pretende un cliente que ya llega con sus problemas, es tener que estar soportando los de un vendedor.

En otro aspecto, debes tener en cuenta que cada vez que un cliente ingresa a la tienda, debes saludarle, no importa cuán largo y ceremonioso sea el saludo, ya que con un simple “buen día” puede alcanzar. La idea es que la persona que ha ingresado al local sepa que estás para ayudarlo, y por favor, déjalo que mire un par de segundos, y no te le abalances encima, que resulta muy molesto.

Finalmente, algunos consejos complementarios muy interesantes a la hora de intentar mejorar la atención que puedes brindar, tienen que ver con intentar no calificar a los clientes por su apariencia, además de dejarlo que explique su problemática sin interrumpirlo, y posteriormente, como decíamos, hacer todo lo posible por ayudarle.