consejos emprendedores

En los últimos días enseñábamos cuál es la diferencia entre un empresario y un emprendedor, y en vista de que muchos de nuestros lectores recién están comenzado sus proyectos en el segundo de los casos, hemos decidido traerte algunos consejos muy interesantes que te permitirán alcanzar el éxito en una situación tan complicada como es la que España está atravesando en la actualidad, lo que no puede ser dejado de lado.

Al respecto, lo primero que debes considerar es que si no tienes ninguna experiencia al respecto, y no estás demasiado convencido de generar tu propia empresa para vivir de ella, sencillamente no lo hagas, ya que se trata de un sistema que sólo premia a aquellos que están realmente convencidos y cuentan además con las herramientas y el talento necesario del caso.

Por otro lado, aunque sea muy buena y original la idea que tengas, y por eso te la quieras reservar, la verdad es que debes compartirla aún con el riesgo de que te la quiten. La cuestión es que muchas de las personas a las que les vas a enseñar la idea son potenciales clientes de la compañía que piensas desarrollar, así que es probable que sus sugerencias te vengan realmente bien antes de iniciar el proceso.

De la misma forma, si ya estás pensando en cuestiones como la contratación de personal, el alquiler de oficinas, el nombre para la empresa, tienes que hacerte un gran favor, que tiene que ver con no contratar la primera opción que se te aparece en el camino, ya que probablemente no sea la más indicada cuando ya hayas recorrido tres o cuatro de ellas.

Para finalizar, tienes que dejar la contratación de empleados, ayudantes, y demás, cuando ya hayas encontrado el rumbo que quieres para la empresa, y hayas visto que el negocio funciona. De por sí es bastante difícil tener gente a cargo como para sumarle que no sabes cuál es el rumbo de tu firma, así que espera a tenerlo claro antes de ir a buscar trabajadores al mercado.