¿Sabías que el crowdfunding está revolucionando el intercambio de bienes?. Renacido en Internet, esta vieja práctica de unir fondos para crear proyectos, o pagar “a escote” como se conoce popularmente, podría llegar a ser, si calara, un sustituto viable de muchos productos bancarios.