-

Cuenta de ingresos y gastos




04 color2

Cuando piensas en crear una empresa lo primero que has de hacer es realizar un proyecto, es decir, plasmar en un documento todo aquello que quieres hacer, lo que vas a hacer, cómo lo vas a hacer y lo que necesitas para llevarlo a cabo.

Te pongo un ejemplo, si quieres construir una escuela infantil has de saber que lo primero es decidir dónde la vas a montar, qué competencia te puedes encontrar en ese lugar, la normativa aplicable. Después has de saber la metodología y cómo vas a enseñar, qué recursos vas a tener, cuál va a ser la evaluación, etc. Y, por último, el presupuesto de ingresos y gastos.

Esto es importante porque a veces nos lanzamos sin más y no preveemos que los gastos se disparan demasiado y al final nos vemos con la soga al cuello. Por eso es bueno generar una cuenta de ingresos y gastos.

En la cuenta de ingresos debemos introducir todo aquel capital con el que contamos (capital inicial, subvenciones, otro dinero que nos puede llegar; cuotas o facturas de servicios que nos solicitan, etc.). Después lo sumamos y ese sería un presupuesto inicial ya que contamos con que nos va a entrar trabajo desde los primeros días.

Por otra parte tendríamos la cuenta de gastos donde entrarían los gastos de materiales, gestión, permisos, contratos, etc. Si al comparar ambas cuentas vemos que hay mayores gastos que ingresos habrá que ver si se puede ahorrar en algo (aunque los primeros meses de una empresa siempre son pérdidas).


También te puede interesar:
¿Emprender en España o en EEUU? Dos ecosistemas distintos para los creadores de startups
También te puede interesar:
Las empresas españolas, últimas en vida saludable

Lo último...