De la appificación de los productos y servicios bancarios a la inversión en seguridad

La industria bancaria se encuentra en un momento decisivo y la pandemia se ha convertido en un punto de inflexión. Su desarrollo debe facilitar una revisión completa de la propia industria y su relación con los clientes. Los usuarios/clientes tienen prioridad y la finalidad es brindar mejores servicios, trámites, préstamos o seguros. La industria financiera necesita invertir fuertemente en tecnología y fintech para mejorar su modelo operativo y adaptarse al entorno digital. La tecnología representa la piedra angular de la industria, y de ella depende el funcionamiento del propio banco y su relación con los clientes. Según KPMG, el 50% de los productos bancarios vendidos en España hace dos años se hacían a través de internet, con un aumento significativo de usuarios digitales. Por otro lado, la industria bancaria ha estado en un proceso de reducción de costos desde la recesión de 2008, cuando se cerraron el 50% de las sucursales bancarias existentes en España.

Al mismo tiempo, deben brindar servicios bancarios de forma remota, incluida la apertura y administración de cuentas, pagos de facturas y solicitudes de préstamos, especialmente para clientes que corren el riesgo de no tener suficientes servicios bancarios debido a la edad o la región geográfica. En este sentido, GDS Modellica brinda soluciones que respaldan funciones clave en el trabajo de los administradores de riesgos de hoy, acelerando el desarrollo de nuevas estrategias y eliminando barreras comunes en el sistema.

La banca actual, proactiva, flexible, inclusiva e innovadora., ha de saber aprovechar las infraestructuras para ampliar su rol como intermediarios y conectores digitales, appificar los productos y servicios bancarios, profundizar en nuevos modelos de negocios y nuevos canales de distribución digital. Las tendencias de la banca identificadas en el estudio Top10 Trends for 2022 elaborado por Accenture son las siguientes: las SuperApps, capaces de integrar los servicios financieros en grandes plataformas online, la sustentabilidad adquiere un papel decisivo y comprometedor para hallar soluciones que combatan el cambio climático y otros desafíos ambientales.

La innovación es otra de las tendencias: lo digital se ha convertido en una necesidad. Asimismo, las comisiones experimentarán un giro, las entidades competirán con otros actores (fintechs y bancos digitales) para ofrecer servicios gratuitos, libres de comisiones.

Más trends para este año son las monedas virtuales o el incremento de las operaciones inteligentes, debido la evolución de inteligencia artificial. Por último, también, la evolución de los medios de pagos, las fusiones y adquisiciones para el crecimiento y rentabilidad, el cambio de cultura y nuevo paradigma financiero en el que la tecnología, ingeniería, datos y seguridad son imprescindibles en la nueva era para hacer frente a la realidad y a sus aspiraciones digitales.

Ir arriba