El sitio web de compra y venta entre particulares ha recibido una (nueva) sentencia en su contra por permitir la venta de productos falsificados. Desde 2006, Louis Vuitton y Dior habían denunciado ante el Tribunal de Comercio de París que el sitio de subastas permitía la venta de mercancía falsa. El no haber tomado cartas en el asunto no le saldrá nada barato: tendrá que pagar una multa de 40 millones de euros.

La indenmización se repartirá entre Louis Vuitton Malletier, Christian Dior Couture, Kenzo, Givenchy y Guerlain por concepto de daño moral y a la imagen, en virtud de la venta repertida y comprobada de artículos falsos (bolsos, ropa y perfumes) que ostentaban sus marcas.

No es la primera vez que eBay sufre este tipo de descalabros. Ya a principios de este mes había sido obligado a pagar 20.000 euros a Hermes después de que una mujer vendió tres bolsos de la marca, uno de los cuales era auténtico.

El veredicto de la justicia fue entonces y es ahora que eBay participa en el fenómeno de la falsificación como cómplice.

¿Una sentencia justa o una nueva demostración de que los jueces entienden muy poco sobre los negocios en Internet? Nos inclinamos por lo segundo.

Fuente | El País