Hoy en día las empresas no son todas iguales. Cada una tiene una forma de creación, una forma de desarrollarse y de avanzar que puede diferir mucho a las empresas que nos vienen a la cabeza donde tenemos a un jefe y, por debajo, trabajadores, operarios, etc.

Ese tipo de empresas serían empresas piramidales donde un organigrama es vertical, del más alto en status y en cargo de la empresa a los más bajos (como si fuera una pirámide).

Sin embargo, ahora en las empresas nos podemos encontrar otro tipo de organizaciones como por ejemplo las empresas por procesos, caracterizadas por que los trabajadores van añadiendo valor al servicio o producto para convertirlo en un producto completo. (Algo así como la construcción de coches que pasa por varias fases).