Una duda frecuente año tras año a la hora de realizar la declaración de la renta, y más aún con las nuevas leyes y cambios, es la relativa a las posibles deducciones que nos puedan aplicar para optimizar al máximo nuestros ajustes con Hacienda.

En este post nos centraremos en las posibilidades de deducción por el seguro de hogar y/o
seguro de vida, así como por vivienda habitual, matizando que a ésta solo tienen derecho aquellos que hayan adquirido o entregado cantidades para la construcción de su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 (además de otros supuestos excepcionales).

Si tienes la suerte de estar entre los que aún se pueden beneficiar de esa desgravación en tu declaración de la renta, ten en cuenta también estas otras posibilidades de deducción por seguros vinculados a tu hipoteca y otros gastos adicionales:

declaracion de la renta - seguro de hogarDeducción del seguro del hogar en la declaración de la renta

Únicamente es posible deducir la parte de la prima del seguro correspondiente al seguro obligatorio contra incendios aplicado a la vivienda hipotecada, teniendo en cuenta las cuantías y términos recogidos en la escritura pública. Y para ello, tu compañía aseguradora deberá de proporcionarte un certificado que lo acredite.

Deducción del resto de seguros

Tal y como dice el artículo 68 de la Ley 35/2006, “…en el caso de financiación ajena, (son deducibles) la amortización, los intereses, el coste de cobertura de los instrumentos de riesgo de tipo de interés variable (…) y demás gastos derivados de la misma.”

En este sentido, las primas de los seguros de vida, seguros de protección de pagos y seguros de cobertura de riesgo de tipos de interés, también podrían ser deducidas aunque únicamente cuando éstos sean obligatorios, según las escrituras, para poder acceder a la hipoteca de nuestra vivienda habitual.

Y vosotros ¿qué desgravaciones recomendáis realizar en la declaración de la renta? Nos encantaría que nos contarais vuestra experiencia comentando este post. ¡Gracias!