Como bien ilustra la imagen que acompaña este artículo, las finanzas personales son de alguna forma una especie de planta que tenemos que cuidar un poco todos los días si queremos que al cabo de algún tiempo den sus frutos: el ahorro. Pues bien, aunque hay muchos consejos generales, cuando de manejar dinero se trata, lo esencial es no realizar más gastos de lo debido, y si tienes en cuenta estos diez trucos, seguro te ahorrarás varios dolores de cabeza, además de euros.

Fuente: Consultor financiero Madrid
Fuente: Consultor financiero Madrid

Errores básicos en las finanzas personales

  • Gastar más de lo que se gana: por supuesto, siempre que gastes menos de lo que ganas estarás a salvo de las deudas, y por ende, de sus intereses.
  • No llevar un registro de los gastos: un error común en las personas que tienen problemas en sus finanzas personales es que no las controlan. Siempre es más fácil obtener buenos resultados cuando conocemos todos los detalles de nuestros gastos.
  • Mantenerse cómodo: aunque tengamos un buen sueldo, que nos alcance, si nos sobra algo de tiempo tenemos que aprovecharlo, y por qué no incluso invertir en mejorar nuestras capacidades laborales, aprender nuevos oficios, etc.
  • No ahorrar: obviamente, quien no ahorra una parte pequeña de lo que gana seguramente en poco tiempo tenga que buscar más trabajo, o ahorrar exprimiéndose, algo poco aconsejable.
  • Dejar las finanzas personales en otras manos: si eres de los que cree que puede esperar respuestas de su economía en el jefe del trabajo o el Gobierno, estás perdido. Tú tienes que hacer tu parte.
  • Acostumbrarse a la tarjeta de crédito: en épocas de inflación una tarjeta de crédito bien usada puede ser muy buena idea, pero no siempre es lo más aconsejable, porque al fin y al cabo estamos tomando deuda con la que tendremos que convivir.
  • Ser-hacer-tener: primero importa lo que somos, luego lo que sabemos hacer, y por último lo que tenemos. Si mantenemos esas premisas en nuestra vida, de seguro nos ahorraremos muchísimo dinero y viviremos más felices.
  • Ser fiador: en la medida de lo posible, intenta siempre evitar pedir fiado.
  • Olvidarse de la protección financiera: siempre tenemos que planear nuestro futuro y el de nuestra economía, y mantener ahorros es una buena forma de hacerlo.
  • Creernos jóvenes eternos: si crees que siempre tendrás la misma vitalidad para trabajar que ahora y por eso no ahorras, de seguro en algún momento vas a arrepentirte.

¿Cuál de estos consejos crees que es el que más se adapta a ti?