Una noticia breve que a mí me despierta el interés por aquello de estar involucrado en la gestión de pequeñas y medianas empresas y es que cada vez que aparece alguna aplicación de software libre destinada a la gestión empresarial no me queda más remedio que fijarme en ella.

En este caso se trata de AbanQ que, como bien señalan en Bitelia para los despistados como yo, es el nuevo nombre de FacturaLux destacando la amplitud que abarca casi para cualquier tipo de pyme y con la ventaja de ser los poseedores de nuestra propia aplicación lo que en mi trabajo puede ser fuente de ingresos, se me acaba de ocurrir y no suena mal. ¿Estoy en lo cierto o sólo soy un iluso con el fin de mes apretándome las costuras?.

Vía: Bitelia.