Según ha anunciado en las últimas horas el líder y Presidente del Senado de Illinois, el demócrata John Cullerton, resulta extremadamente necesario la posibilidad de considerar la legalización del poker on-line, situación para la cual se debe trabajar de forma conjunta e inmediata entre todos los entes que tienen potestad sobre el tema, a fin de que el estado se convierta en una especie de “central del juego en línea”, en todo el territorio norteamericano.

Justamente en este sentido, fue el propio Cullerton quien envió en los últimos días una notificación al gobernador Pat Quinn y a todos los miembros de la Asamblea General de Illinois, con la intención de se evalúe la propuesta manifestada desde su comité antes de finalizar el corriente mes, justamente por ser la fecha en la que finaliza el actual período legislativo en esta región de los Estados Unidos.

El problema además es que para que Illinois pueda asumir esta posición, también se deben tener en cuenta las decisiones que tomen otros estados como Nevada, el cual debería aceptar la legalización del poker on-line antes de que finalice el 2012, respecto a la cantidad de territorios en los que esta práctica deberá ser legal para poder seguir dando pasos en su implementación.

Por su parte, Cullerton ha explicado que según el plan de sus especialistas, la idea sería de la utilizar la propia lotería del Estado nacional, pero además, promulgando la creación de una división especialmente dentro de Estados Unidos, que se dedique a la regulación de los juegos de azar que se lleven a cabo a través de Internet, considerando de la misma forma que en su momento Illinois, fue el primer estado en comenzar a vender también los billetes de lotería, por lo que es un poco pionero en este sentido.

Sin embargo, el grupo parlamentario republicano, liderado por Christine Radogno, continúa oponiéndose a esta legalización, al anunciar su vocera Patty Schuh, quien sostuvo que “si se autoriza el poker a través de Internet en el Estado de Illinois, hay una larga lista de preguntas a responder, pero en principio no parece una buena cosa”.