Inversores nacionales apuestan por el mercado inmobiliario frente a otras opciones

El crecimiento de la inversión en vivienda en España supera a la inversión en bolsa o bonos del Estado, según datos del Banco de España. La rentabilidad de la inversión en vivienda ha alcanzado un 7,1%, un nivel muy superior a otras inversiones alternativas. Iñaki Unsain, Personal Shopper Inmobiliario (PSI) de referencia en España y director general de ACV Gestión Inmobiliaria, señala que el mercado inmobiliario ha experimentado un aumento en el número de inversores nacionales desde el inicio de la pandemia.

La incertidumbre generada por la volatilidad de la bolsa en los últimos meses ha llevado a los inversores a buscar refugio en el sector inmobiliario, que ofrece protección frente a la inflación y las subidas de precios. La rentabilidad de la vivienda ha crecido un 11,2% en los últimos 12 meses, situándose por delante de otras inversiones como los bonos del Estado o los depósitos de hogares, que ofrecen índices inferiores al 4%, y muy por encima de la inversión en bolsa, con una tendencia negativa del –6,4% en 2022.

El perfil del inversor nacional en el mercado inmobiliario es el de hombres de entre 40 y 55 años con sueldos superiores a los 100.000 euros anuales, que buscan un complemento económico para su futura pensión a través del alquiler de viviendas. Según Unsain, el coste total de las inversiones, incluidos honorarios, impuestos y reformas, se sitúa entre los 260.000 y los 300.000 euros en las principales ciudades españolas.

El endurecimiento de las condiciones ha desplazado a los pequeños inversores del mercado, dando paso nuevamente a los inversores nacionales. “El perfil del inversor, a diferencia del comprador no inversor, requiere de una madurez económica suficiente como para poder financiar todos los aspectos de la operación”, señala Unsain, quien también destaca la importancia de la reforma como un aspecto clave para buscar una mayor rentabilidad en las viviendas de inversión.

En conclusión, el mercado inmobiliario español se ha convertido en un atractivo refugio para inversores nacionales que buscan proteger sus inversiones frente a la incertidumbre y la inflación, ofreciendo una rentabilidad superior a la de otras opciones de inversión. El perfil del inversor nacional refleja una preferencia por la inversión en vivienda como complemento económico para su futura pensión.

Últimos artículos

Scroll al inicio