banner-sociedades2006.jpgPara quienes no tengan origen español o simplemente lo desconozcan, se dice que alguien te quiere “vender la moto” cuando pretende engañarte con un argumento falso. Es ésta una práctica más propia de los tahúres y buscavidas de siempre salvo que en tiempos lejanos se usaban otras excusas y ahora se pone por delante las palabras modernización, facilidades e internet para justificar cualquier medida incluida alguna que otra cazicada.

Así ha ocurrido con la decisión de las autoridades tributarias de que las sociedades presentaran obligatoriamente sus declaraciones del Impuesto de Sociedades a través de internet. El único pero que le pongo a esta medida es que va contra la Ley de Procedimiento Administrativo ya que éste faculta a cualquiera para presentar cualquier declaración en papel. Que cada cual saque conclusiones.

Pero es que además pretenden convencernos de que es una gran medida modernizadora que agiliza y facilita la cumplimentación de nuestras obligaciones tributarias. Facilitaría si no fuese obligatorio porque sí, agilizaría si lo hubieran tenido todo bien planeado y previsto. Lo único cierto es que han recibo más de un millón de declaraciones de manera instantánea, ahorrándose el proceso de grabación, y obtiendo más datos por vías indirectas.

Y, aún así, se han presentado 1.250.597 declaraciones vía web avisando con menos de un mes de antelación. Este país funciona pese a todo. Qué buen vasallo si tuviera buen señor.