Parece que a las empresas españolas no les caen demasiado bien las redes sociales, y no a la hora de promocionarse precisamente, sino que un estudio ha demostrado que casi la mitad de ellas les prohíbe, de forma terminante, a sus empleados, abrir sitios como Facebook, Twitter o Google+ mientras se encuentran trabajando en sus oficinas, concretamente para que no pierdan tiempo.

En este sentido, y si tenemos en cuenta de la misma forma que un usuario, por ejemplo, de Facebook, pierde cerca de siete horas por mes en la red social, es evidente que el perjuicio sobre la empresa, al menos en cuanto a la funcionalidad del trabajador es notable, de forma tal que la mayoría opera de esta forma, prohibiendo y muchas veces directamente imposibilitando el acceso a las redes sociales desde sus ordenador.

La cuestión en la actualidad, además, es que la lista de servicios de Internet que utilizamos a diario es cada vez más extensa, y si antes las compañías tenían que lidiar sólo con Facebook, hoy se encuentran con la penetración de otras plataformas sociales, como Twitter, YouTube, Tumblr o Pinterest, sin dejar de mencionar tampoco sus muchas aplicaciones oficiales o de terceros, para los smartphones, otro de los problemas que los empleados suelen presentar.

De esta forma, y si te encuentras analizando la posibilidad de prohibir a tus empleados que ingresen a las redes sociales en el horario de trabajo, te vamos a aconsejar que tengas en cuenta dos factores fundamentales, que pueden ser decisivos a la hora de que tu iniciativa tenga éxito no sólo a corto plazo, sino también con el tiempo.

Lo primero que debes ver en estos casos, es los potenciales retos de seguridad que pueden surgir si los empleados utilizan las redes sociales desde los dispositivos tecnológicos de la empresa, como los smartphones. En segundo término, debes estar atento a la disponibilidad de sistemas que te permitan proteger a tu firma de datos volcados por empleados en las redes sociales, incluso cuando utilicen las mismas dentro de los marcos normativos de la empresa.