Según un recientemente publicado estudio del Instituto Nacional de Estadística, y que fuera presentado por la Fundación Cotec, bajo la denominación de “Encuesta sobre Innovación en las Empresas”, correspondiente al año pasado, puede decir que, en general, las compañías nacionales han disminuido el gasto que tienen en innovación tecnológica, en cualquiera de sus formas.

La cuestión del caso es que este informe, realizado con la colaboración de 42.000 empresas de diez o más trabajadores asalariados, ha permitido saber que el gasto en actividades para la innovación tecnológica sufrió en el 2011 una caída del 26% respecto al 2008, dos años antes, y que esta situación se agrava en las pequeñas y medianas empresas, lo que de alguna forma deja ver la influencia de la crisis económica sobre ellas.

Además, otro elemento a considerar en este sentido es que tres de cada diez empresas españolas, se convirtieron en“innovadoras”, entre los años 2009 y 2011, lo que incluye no sólo nuevas pruebas en materia tecnológica, sino también algunas de tipo organizativo, de comercialización de sus productos, y varios más.

También es señalable, de la misma forma, que en el 2011, el 16,6% de las empresas de más de diez empleados innovaron en productos o procesos, destacándose en el rubro, principalmente, aquellas relacionadas con los servicios de I+D, por sobre las de vehículos de motor, las de telecomunicaciones, y las farmacéuticas.

Para finalizar, en tanto, es importante señalar también que el número de empresas que realizaron actividades innovadoras en 2011, fue de un total de 20.487, es decir, un 17% menos que en 2010. En tal sentido, nuevamente, las PYMES son las que presentan la disminución más marcadas, con un 17% en contrapunto a la caída del 12% en las grandes empresas. Además, las comunidades con mayor gasto en este espectro son, en este orden, Madrid, Cataluña y el País Vasco.