airmadrid.jpgUno de los “efectos colaterales” de las crisis de las líneas AirMadrid y AirAsturias ha sido el desprestigio que para los lugares afectados por los topónimos elegidos ha supuesto. Y sin tener nada que ver ni directa ni indirectamente pero sí muy sometidos al carácter global de los asuntos aéreos y su amplia onda de propagación.

Sí sería bueno vacunarse ante futuras contingencias de este tipo aunque no creo que sea por el camino de prohibir o coartar la libre disposición de nombres de ciudades o territorios reales. Más bien debiera darse un ejercicio de imaginación y responsabilidad por parte de los dueños o promotores de estas líneas.

Y en este sentido, recorreremos el camino inverso dado que estos negocios, como cualquier otro, necesitan ser conocidos casi desde el principio de empezar a gestarse, ganar popularidad y hacerse un hueco en medios modernos y muy usados como es la red.

Proponer un concurso de nombres e ideas, otro similar para el logotipo y realizar una web abierta y colaborativa nunca vienen mal. Vamos a proponer un par de nombres para nuevas líneas: LuxAir ó TrajanJet, por poner algunos simples ejemplos.

¿Alguien aporta los suyos?. Quien quiera que los use.

Vía: Negóciame.