La noticia en la red de la semana ha sido la salida a Bolsa de la red social profesional Linkedin (bueno, al menos para nosotros). Una red de profesionales y búsqueda de empleo que a pesar de encontrarse valorada casi 700 veces el valor  de sus beneficios del año pasado, dio el batacazo en su primer día de andanada en el parquet, y tras salir con un precio de 45 dólares por título, llegó hasta los 122 dólares por acción. Pasados un par de días, se mantiene en el rango de los 99-100 dólares.

¿La revalorización de más de un 145% de su valor inicial es indicativo de un valor que debe añadirse a toda cartera o un síntoma más de lo que muchos creen la burbuja de las redes sociales, con Facebook y Twitter a la cabeza? ¿Sube o revienta?

Lo cierto es que Linkedin ni pinta para ser un chollo  ni la desgracia del inversión, aunque sí es un valor a considerar para la cartera. Según los analistas, se va a mantener en el corto por encima  de los 80 dólares (a un máximo de 84), lejos de su marca, pero también de sus 45 dólares originales.

 

 

También te puede interesar:
Mil currantes: red social de parados