-

Los cinco métodos que impulsarán la desaparición del efectivo




El dinero en efectivo está en desuso, eso es así. Lo fácil es pensar que es debido a la pandemia, pero esta desaparición viene de tiempo atrás, aunque la crisis sanitaria sin duda alguna lo ha acelerado. Y es que casi el 83% de la gente, según una encuesta realizada por UniversalPay, opina que el dinero físico desaparecerá de la sociedad en un futuro muy próximo. En España, al igual que en Alemania, aún nos resistimos a decirle adios a nuestras monedas y billetes pero aún así no desaprovechamos las ventajas que ofrecen los nuevos sistemas de pago con los que nos familiarizaremos durante este nuevo año, ya que estos no solo están pensados para los negocios, sino también para los consumidores.

Características como la comodidad, la rapidez o la seguridad en las transacciones son las claves destacamos de estas nuevas tendencias tecnológicas que irrumpirán en 2021:

Pagos invisibles

Aunque suene a película de ficción, los pagos invisibles consisten en la posibilidad de pagar sin hacer uso de dinero efectivo ni de tarjeta de crédito. ¿Cómo? Mediante la biometría facial, que consiste en pagar con el rostro y se basa en el método de pago face to pay.  Este sistema ya ha revolucionado el mercado en China, gracias a que agiliza el proceso de compra y mejora la experiencia del cliente.

Wearables

Para muchos es desconocidoel pago a través de microchip, pero es una de las novedades que llegarán este nuevo año, aunque bien es cierto que todavía tardaremos años en implementar por completo la tecnología necesaria para ello.Consiste en la inserción de un microchip debajo de la piel con el que es posible pagar, ya que el chip cuenta con la información necesaria para sustituir a la tarjeta de crédito.

Un informe realizado por la agencia AFP entre 2015 y 2019 refleja que más de 3.000 suecos se implantaron esta tecnología en su cuerpo, reemplazando las tarjetas de crédito, el carné de identidad o incluso la tarjeta del metro.

Realidad Virtual (VR)

Probar cómo nos queda un producto o una prenda es un deseo de muchos compradores online y pronto será una realidad. De hecho,ya son varias las diferentes empresas que están trabajando para conseguir que los compradores vivan en primera persona la experiencia, para así poder adquirir los productos con mayor seguridad y reducir, a la vez, el número de devoluciones. Por ejemplo,Alibabaha implementado la realidad virtualdentrodel sector dedicado a los productos de belleza femenina y permite el pago a través de ella para que el usuario pueda probarse cómo le quedaría un pintalabios o un lápiz de ojos y adquirirlo mediante un gesto con la cara o la vista que le permiterealizar el pago.

Comercio unificado

Actualmente y debido al gran crecimiento del comercio online, los proveedores de servicios online tienen que gestionar una gran cantidad de datos, y es por ello que estas empresas están empezando a apostar por servicios que recogen la posibilidad de tramitar todos los datos sin tener que trabajar con diferentes herramientas.

El sistema de Cobro en Mesa Integrado, por ejemplo, unifica los procesos y ofrece ventajas tanto para negocios como para los usuarios.

Apps eWallet

Probablemente el sistema más conocido. Las billeteras digitales son unas de las responsables de que el efectivo esté desapareciendo de las carteras, y entre sus ventajas se encuentra la facilidad de uso para pagar, ya que con un simple gesto y gracias a la tecnología NFC (Near Field Communication) se puede utilizar en cualquier dispositivo con la app instalada. Y para los comercios supone también una mejoraa la hora de digitalizar los pagos, ya que toda la información recogida de las transacciones se puede centralizar y gestionar desde la propia aplicación, lo que ahorra tiempos y costes de facturación.

Estos sistemas de pago, que se irán desarrollando a lo largo del año, irán desplazando al dinero en efectivo, que deja paso a nuevos métodos que los usuarios y empresasdemandan para mejorar su experiencia de pago o cobro, y obtener mayor seguridad y garantías en los procesos.




Lo último...