Una de las páginas webs de descargas de archivos más famosas del mundo, como lo es Megaupload, y que hace un tiempo protagonizó un escándalo, al ser una de las más damnificadas por la intención del Gobierno de Estados Unidos de evitar la propagación de productos en Internet que violaban los derechos de autor, ha pedido en las últimas horas a la Justicia local que retire todos los cargos en su contra.

Concretamente, los representantes legales de Megaupload han actuado en esta ocasión presentando ante un juzgado norteamericano una “solicitud de anulación” de los cargos presentados contra los responsables del sitio, según informara posteriormente Ira Rothken, uno de los abogados del fundador de Megaupload, Kim Schmitz, famoso bajo el seudónimo de “Kim Dotcom”.

“Estados Unidos no siguió las reglas en esta cuestión” explicó Rothken, asegurando al mismo tiempo que una compañía extranjera “no puede ser sometida a la justicia ni inculpada si no tiene presencia en Estados Unidos. Pensamos que la ley es clara en esta cuestión y pedimos al tribunal que retire los cargos”, explicó el letrado, considerando en este sentido que las sedes oficiales de Megaupload se encuentran establecidas desde hace años en Hong Kong.

Incluso, el caso es sumamente atractivo para el público y los especialistas en la materia, en consideración de que esta web de descargas afirma tener cada día a 50 millones de usuarios y representar el 4% de todo el tráfico de Internet. La misma, sin embargo, fue cerrada por la justicia estadounidense en enero y sus responsables fueron perseguidos bajo alegaciones de piratería a gran escala, por lo que Kim Dotcom se encuentra especialmente perseguido en Norteamérica.

Esta solicitud de abandono de los cargos, que ha sido presentada concretamente hasta un tribunal de Virginia, señala que el juez que actuara en primera instancia era un “incompetente”, y por tal motivo se pide “la anulación de la inculpación contra Megaupload para evitar cualquier nueva injusticia”.