aeat.jpegEl Ministerio de Economía ha elevado hasta los 10.000 euros en efectivo la cantidad mínima que deberá declararse al entrar o salir de España. Asimismo, el monto a declarar cuando se hacen movimientos de efectivo dentro del territorio nacional pasa a ser de 100.000 euros.

Cabe destacar que estas medidas se encuadran dentro de la estrategia contra el blanqueo de capitales y que únicamente suponen, en principio, el mero hecho de hacer constar los mencionados importes siendo gratis la realización de este requisito formal ya que si hubiera alguna tasa o coste se incurriría en contra de la libertad de movimientos de capitales de la UE. Hay que considerar que en caso de abrir una cuenta con esos fondos habrá que exhibir la mencionada declaración.

Estas declaraciones formales no son nuevas y únicamente se están actualizando los límites aplicables en concordancia con los tiempos y con el resto de países europeos.

Vía: El País.

Compartir
Artículo anteriorCuentas de alta remuneración
Artículo siguienteEl fin del DRM