Hace no mucho tiempo veía en las noticias como los máximos dirigentes de Novagalicia Banco pedían perdón públicamente a los afectados por el escándalos de la venta de preferentes y que harían todo lo que estuviera en su mano para solucionar el problema (problema que, siendo justos, lo habían heredado de la gestión anterior).

En ese momento los afectados decían que, por un lado, el perdón llegaba muy tarde y, por otro, que preferían recuperar sus ahorros y luego oír las disculpas de los directivos de la entidad.

Ahora parece que se confirma, después del hecho antes indicado, que soplan aires nuevos en la entidad gallega (ahora nacionalizada). La cúpula directiva de Novagalicia ha presentado el pasado día 7 de septiembre ante la Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación (SMAC) una demanda de conciliación contra los ex dirigentes de la entidad bancaria

El motivo: la entidad pretende que los altos cargos de la entonces NovaCaixa Galicia devuelvan a la entidad las indemnizaciones (millonarias) que recibieron por su partida: «la recuperación por parte del banco de las indemnizaciones percibidas por los exdirectivos y es previa a la posible presentación de una demanda laboral ante el Juzgado de lo Social» se afirma desde la entidad.

Pero esto no esto todo. El banco ha tomado parte en la causa judial abierta en la Audiencia Nacional contra cuatro exdirectivos y el excopresidente de la entidad: «marca el comienzo de una nueva etapa en la que Novagalicia Banco, una vez investigado a fondo cada asunto, decidirá si es necesario iniciar otros procedimientos para la recuperación de fondos o la depuración de responsabilidades en la gestión de la entidad en el pasado».

Esperamos que con estas acciones se solucione toda la problemática causada a los ahorradores con la venta de estos productos complejos y, por otra, que sirva como ejemplo a otras entidades y comiencen a tomar cartas en el asuto de forma efectiva.

Fuente: Europa Press