mano
La mano de Thierry Henry ha traido más consecuencias de las que se esperaban. El veterano jugador ayudó con su jugada a que Francia participara en la próxima Copa del Mundo eliminando a Irlanda.

Dicha eliminación trajo aparejada según un experto en finanzas y responsable del Centro de Investigaciones Económicas y Empresariales de Londes, pérdidas de más de 100 millones de euros.
El experto Henk Potts, de Barclays Stockbrokers, asegura que “los comerciantes van a perder mucho dinero en número de ventas y la industria del ocio también se verá afectado. Además, se estimaba que las casas de apuestas aportaran mucho beneficio si Irlanda estuviera en el Mundial”.

Más lejos aún fue la ex directora de la Escuela de Economía de Londres, Ruth Lea, quien dijo que “los franceses no necesitan ese impulso económico como los irlandeses”. Lea concluyó que “económicamente la clasificación hubiera sido más importante para Irlanda”.

Si bien la Federación Irlandesa y el propio Henry han solicitado que se repita el juego, la FIFA ha desestimado esto.