pur424602c2da62014f.jpg

Que el fútbol mueve pasiones y negocio es algo evidente y que tiene un efecto multiplicador sobre todo lo que le rodea es no menos claro. Y si no que se lo digan a LaSexta y cómo ha rentabilizado el clásico del fútbol español.

No podrían quedarse fuera de esta marea las entidades financieras y ya hace tiempo que descubrieron que lo relacionado con el balón también reporta negocio directo. Empezaron ofreciendo las tarjetas personalizadas con los diferentes equipos y ahora ya se ponen en el mercado depósitos variables en función de cómo vaya tu club preferido en la competición.

Bien es cierto que le añade un plus a la ya de por sí emocionante competición pero yo no metería muchos de mis ahorros en estos fondos. Que esto del fútbol no hay quien lo entienda como para encima gastarnos el dinero más allá de alguna ocasional quiniela.

Vía: Consumer.