rajoy1.jpgDe todos es sabido que andamos en período pre-electoral, seguramente  desde hace demasiado tiempo, y que poco a poco se desgranan ideas y propuestas a falta de que los programas electorales fijen la oferta o promesa concreta.

Hoy quisiera valorar, y positivamente en cierto modo para que no digan que “cargo” demasiado de algún lado, lo que se desprende de unas declaraciones realizadas por el líder conservador al diario Expansión. Lo cierto es que no son aportaciones significativas pero sí que muestran, por un lado, cierto cambio de carácter en la tradición de su partido respecto a la apuesta por la construcción como motor principal de la economía si lleva adelante la equiparación entre el ahorro general y el destinado a la adquisición de vivienda. Mientras, por otro, apunta la tendencia hacia la bajada de impuestos (IRPF), la eliminación de otros (Patrimonio) y la posible reforma de otros (Transmisiones Patrimoniales).

Nada nuevo bajo el sol lo cual es bueno por una parte, se mantiene la estabilidad, pero que apenas ahonda en las necesarias reformas que deben adoptarse en muy diversos terrenos del ámbito económico. Esperemos que estos cambios lleguen, de momento van sin prisa pero no deberían tener pausa.

Enlace: expansión.