consejo de administracion

Entre todos los elementos constitutivos de una empresa, uno de los que nunca podemos dejar de mencionar es el consejo de administración, en algunos casos también conocido como “directorio”, que se constituye como un elemento básico para el funcionamiento correcto de estas firmas, y que básicamente se encarga de la administración y representación de una sociedad mercantil.

Si tenemos en cuanto el derecho español, y las leyes que a nivel nacional avalan este tipo de sociedades, debemos decir que se habla de consejo cuando la administración de la sociedad se confía conjuntamente a más de dos personas, por lo que ni siquiera hace falta pensar en una multinacional con cientos de empleados para hacernos la idea de lo que un directorio debe ser.

En cualquier caso, existen algunas características en cuanto al funcionamiento de estos estamentos, como por ejemplo el hecho de que las decisiones deben tomarse por mayoría, además de que casi siempre se intenta evitar la existencia de tres o más administradores con facultades conjuntas, porque ello podría derivar en que se presenten problemas a la hora de resolver distintos inconvenientes o tomar decisiones.

Además, en la mayoría de las empresas del medio nacional, los administradores establecen una serie de requisitos o códigos de convivencia a los que ellos mismos quedan afectados, de forma que de algún modo regulan sus propios movimientos, los cuales pueden ser acordados por cada una de las empresas y directorios, sin que nadie actúe sobre ello.

Por lo demás, en España existen algunas obligatoriedades para considerar que un directorio actúa como tal, entre las que debemos mencionar por ejemplo que a la reunión del mismo debe llamar quien hace las veces de presidente, además de que el consejo queda válidamente constituido cuando concurran a la reunión, presentes o representados, la mitad más uno de sus componentes, y no en cualquier otro caso.