En toda empresa, en mayor o menor medida, tenemos una sección para recursos humanos, es decir, que nos encargamos de las contrataciones y despidos de los trabajadores, a grosso modo. En las pymes es más difícil de ver porque la misma persona que dirige la empresa es la que también se encarga de estas tareas como si fueran suyas pero lo cierto es que en empresas mayores hay todo un departamento para ello.

Los recursos humanos se pueden definir como aquel conjunto de actividades – planificación, análisis del trabajo, reclutamiento, selección, formación, desarrollo, evaluación del desempeño, compensación, administración de personal, relaciones laborales, etc… – que implican el conocimiento de la naturaleza y estructura de las organizaciones, de las bases del comportamiento humano dentro de las mismas y del sistema jurídico que regula sus relaciones.

Dicho esto, los recursos humanos no es sólo la contratación y baja de trabajadores sino que implica también la formación de los trabajadores, relaciones y disputas que pueda haber entre ellos, evaluaciones, etc.