La siempre polémica low cost hace una atractiva convocatoria para todas aquellas parejas que se encuentran cerca de la Plaza  de Chueca de Madrid el día de mañana: 200 billetes para destinos nacionales e internacionales. ¿La condición? Ser de las cien primeras parejas que se besen frente a las cámaras.

 
Con salidas desde Madrid a East Midlands, Gerona, Liverpool, Marsella, Oporto, París y Santander, y un viaje completo por las ciudades alemanas de Trier y Mainz para las dos parejas que se besen por más tiempo, esta promoción viene a sumarse a las poco ortodoxas prácticas de marketing de la compañía de Michale Oryan, que ya le han costado una indemnización de 60 mil euros para Carla Bruni y su novio Nicolas Sarkozy.

 
2008 que no ha pintado nada bien para la compañía irlandesa, entre fuertes pérdidas, una disminución de casi un tercio de su facturación, anuncios de una ominosa disminución del 50% en sus beneficios y denuncias a cargo de las agencias de viaje catalanas por prácticas de facturación engañosa.

 

Incluso esta promoción contiene un cargo oculto. Los billetes para los ganadores son gratis, sí, pero al abordar las parejas deberán abonar las tasas aeroportuarias: entre 40 y 90 euros, según el destino.

A quien lo anterior no le importe, la cita es a las 12:00 del día en la Plaza de Chueca de Madrid.

La pregunta es: Si Carla Bruni y su novio participan, ¿les darán el billete?