Razones que hacen que la financiación alternativa gane terreno dentro de la promoción inmobiliaria

Cada subida de tipo que hace el Banco Central Europeo, además de encarecer las hipotecas, también endurecen el acceso al crédito promotor. En los últimos años, los bancos han reducido la financiación ofrecida a los usuarios, motivada también por los efectos de la crisis del 2008, que afectó a muchas entidades bancarias que dieron grandes hipotecas casi sin solicitar ningún tipo de requisito.

Estos son los principales motivos que esgrime Íñigo Torroba, CEO de CIVISLEND, Plataforma de Financiación Participativa (PFP), a la hora de explicar por qué la financiación alternativa está ganando protagonismo entre los promotores. “El préstamo promotor es más caro y las condiciones para obtenerlo más duras. Es un proceso complejo y con plazos excesivamente largos”, asegura Torroba. 

Como alternativa a esta situaicón, el crowdlending se ha convertido en una de las mejores opciones, ya que se trata de un complemento capaz de llegar a donde la banca tradicional no lo hace. Hasta hace relativamente poco, la banca acompañaba al promotor desde la compra del suelo y les exigía tenerlo en propiedad, pero en la actualidad también exige un elevado desembolso. Hay ocasiones en las que esa financiación no llega hasta que no se obtiene la licencia o las obras no se han iniciado.

Menor dependencia

2022 finalizó con un saldo vivo de crédito a la construcción de 26.542 millones de euros, según el Banco de España. Esta cifra es un 83% menor a la que se alcanzó en 2007, el año previo al pinchazo de la burbuja inmobiliaria. “Aquel ritmo era insostenible”, expone Torroba.

Recurrir al crowdlending inmobiliario es algo que está dejando de ser solo puntual o excepcional. El portavoz de CIVISLEND subraya la importancia de estos préstamos participativos dentro de la diversificación financiera: “Los promotores aprecian reducir su dependencia hacia los bancos, además de huir de una descapitalización que comprometa la totalidad de sus fondos propios al iniciar un proyecto«, admite. 

Confianza y garantías 

Uno de los aspectos destacables de esta vía de financiación alternativa es cómo el cambio de modelo se apoya en la absoluta profesionalidad de las plataformas. “Los players que operan dentro de los préstamos alternativos al sector promotor se distinguen por actuar desde el análisis exhaustivo de los riesgos y el establecimiento de garantías de primer rango”, resalta Torroba. 

El directivo incide en que este modelo de financiación ha permitido democratizar la inversión inmobiliaria haciendo accesible algo que anteriormente sólo estaba al alcance de grandes inversores. “Ofrecemos una imagen de gran solidez porque nos avala la garantía de un gran número de operaciones de éxito, además de llevar a cabo el proceso con gran agilidad, y todo esto establece un vínculo de confianza muy importante”, destaca el CEO de Civislend. Prueba de ello es, tal y como expresa Torroba, que “muchos de los inversores que recurren a nosotros, repiten”.

Últimos artículos

Scroll al inicio