En el día de ayer, un tribunal de apelaciones estadounidense determinó que la firma Apple finalmente podrá seguir adelante con su petición acerca de una “orden inmediata que bloquee la venta de algunas tabletas fabricadas por Samsung Electronics”, situación que se encuentra basada judicialmente en el hecho de que se habrían violado algunas patentes por parte de la segunda compañía.

De esta forma, un juez californiano del tribunal de apelaciones del Circuito Federal, sostuvo que se había errado anteriormente, al determinar que la “firma de la manzana” no había podido demostrar que tuviera posibilidad de ser exitosa su demanda, motivo justamente por el cual el caso fue devuelto a un nuevo tribunal del distrito, para ser revisado con mayor detenimiento.

Incluso, se destaca el hecho de que las dos empresas se encuentran totalmente inmersas en una durísima batalla legal que ya abarca más de 20 casos relacionados directamente con la violación de patentes en hasta diez países distintos, al mismo tiempos que, paradójicamente, luchan por el primer puesto en los mercados de tabletas y teléfonos inteligentes del mercado.

Concretamente en este caso, se debe señalar que la patente relacionada con la decisión, tiene que ver con el diseño de la tableta Galaxy Tab 10.1 de Samsung. Para el magistrado, se puede determinar que la “patente del diseño podría bien ser rechazada como obvia, lo que implica que nunca se habría concedido”, algo en lo que se diferencian las versiones legales ofrecidas anteriormente.

Entre las demás patentes, tres de ellas también tienen que con el diseño de teléfonos inteligentes y una tercera relacionada con la forma de desplazarse por los contenidos de la pantalla. Igualmente, bien vale recordarse que el año pasado, Apple demandó en Estados Unidos a Samsung, señalando que la línea Galaxy de teléfonos y tabletas de la firma surcoreana copia “de forma descarada” el iPhone y el iPad, líderes del mercado mundial.