La compañía aseguradora Lagun Aro ha anunciado en estas horas el haber obtenido un beneficio en 2011 de 15,6 millones de euros, previo a impuestos, lo que supone un incremento del 43,12% respecto al año pasado. Además, su facturación total ha alcanzado los 211,1 millones, con un incremento de 6,75% sobre 2010, y de los que 127,2 millones corresponden a Seguros Lagun Aro, S.A. y 83,9 millones a su división de seguros de vida, Seguros Lagun Aro Vida S.A.

Estos resultados, que se han dado a conocer mediante un comunicado de prensa de la firma, señalan una clara mejoría en la facturación y los resultados este año, que según los especialistas, y sus propios hombres fuertes, se debe la reducción de la siniestralidad, a la contención del gasto y a la fidelización de sus clientes y mediadores, situación en la que se hallaron unos 375.000 de ellos.

Si se analizan los ingresos de la compañía dividiéndolos en sus distintos ramos, debemos decir que Seguros Lagun Aro creció en 2011 un 1,8% en primas y un 1,2% en pólizas de Hogar Sin embargo, no pudo mantener esta tendencia a la alza en la división de automóviles, donde registró una caída del 4,2% en primas, aunque logró rehacerse en este sector en las pólizas, que aumentaron en el orden del 1,1%.

Gracias a los “importantes ajustes” a los que se ha sometido la compañía, se ha manifestado desde la misma además que se pudieron adaptar sus previsiones y realizar un control exhaustivo de los gastos; lo que se vio acompañado además por el hecho de una disminución, en alrededor del 16,46% de la siniestralidad con respecto al 2010.

Ahora, los nuevos objetivos que se pone Lagun Aro tienen que ver principalmente con mantener el liderazgo que ostentan hasta el día de hoy en algunas zonas de España, como Navarra o el País Vasco, además de mantener su denominado “Plan Estratégico 2009-2012”, y comenzar a adaptarlo a la actual coyuntura económica.