seguros-para-moviles

En los últimos años, la evolución de los teléfonos inteligentes ha sido constante y hoy en día poco o nada tienen que ver con los primeros que aparecieron, aquellos que sólo podían acceder a Internet, enviar correos electrónicos y poco más. Esta evolución también ha traído consigo un aumento considerable de su precio, y ante cualquier problema de rotura o de robo, es bueno estar preparados, de ahí que las compañías suelan ofrecer algún tipo de seguro que nos cubra ciertos aspectos de nuestro móvil.

Estos seguros se suelen contratar a la hora de adquirir el terminal. Las empresas no dejan contratarlo cuando uno quiera, sobre todo para evitar que alguien lo contrate una vez que se le haya roto la pantalla o que le hayan robado el terminal. Suelen ser seguros que se pagan mensualmente y cuyo precio se incluye dentro de nuestra cuota mensual. Como ocurre con el resto de seguros, dependiendo del modelo, este tendrá un coste u otro.

Pero este tipo de seguro, ¿qué es lo que cubre realmente? Entre las cosas que cubre está la rotura de la pantalla, algo muy habitual hoy en día ya que es muy fácil que se rajen al más mínimo golpe. Una de estas pantallas puede costar más de 100€ de media, por lo que esta vía la tendríamos cubierta con el seguro. También cubre cualquier otro problema que pueda sufrir el terminal, incluso la sustitución del equipo en caso de problema irreparable.

Los seguros también informan que cubren el robo de los dispositivos, pero aquí hay que tener cuidado y matizar esta cobertura, ya que cuando se habla de robo, el seguro hace referencia a robo con fuerza, donde el usuario es atracado. Para solicitar la intervención del seguro, el usuario debería presentar la denuncia a la policía. Si el robo ha sido por un descuido, el seguro se lavará las manos.