Según ha anunciado por estas horas la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, se está intentando incorporar a la legislación actual en la materia, la obligación legal de tasar los inmuebles de las empresas aseguradoras cada dos años, como ha confirmado la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga, durante su intervención en el II Foro del Sector Seguros, organizado por el IESE y Ernst & Young.

En este sentido, la misma ejecutiva ha señalado que se prevé en el sector que la obligación legal se incorpore a la futura ley de Supervisión de los Seguros Privados, la cual se espera para antes de fin de año, actualizando la normativa vigente, que indica que las aseguradoras tienen la obligación de tasar sus inmuebles cada tres años, aunque la mayoría de ellas lo hace de manera voluntaria anualmente.

De esta forma, esta modificación estaría orientada a llevar al plano legal una práctica que viene institucionalizada desde hace tiempo. Incluso, se espera que éste sea uno de los aspectos que se tengan en consideración a la hora de evaluar los cambios por parte de la Junta Consultiva de Seguros y Fondos de Pensiones que está prevista para el próximo 8 de mayo, cita en la que también se analizará el que “las propias aseguradoras hagan pruebas de impacto anualmente”.

Además, se estima que la nueva ley de Supervisión de Seguros Privados saldrá probablemente bajo dos normativas principales, es decir, la ley propiamente dicha y un reglamento, con el objetivo de agilizar su aprobación y aplicación. Esto a fin de que la llegada a la práctica se produzca de una manera anticipada y más eficaz.

En esta misma dirección, Rodríguez-Ponga manifestó que habrá una discusión sobre actualización del baremo de autos, que desde hace meses está en fase de revisión por parte de un comité de expertos, quienes increíblemente aún no han determinado nada al respecto.