Hoy en día en los trabajos se sabe que puede haber conflictos laborales, es decir, discrepancias que afectan tanto a trabajadores como a trabajadores y jefes.

Los conflictos laborales necesitan de una rápida solución en la que, en nuestro sistema (establece una solución judicial), encuentra el problema de la complejidad.

Por eso, existen 3 sistemas, además del judicial, que son:

  • Mediación: proceso o método de resolución de conflictos en el que las partes principales y/o sus representantes, con un tercero imparcial, consiguen una resolución.
  • Arbitraje: Se trata del sometimiento a un tercero. El arbitraje puede ser obligatorio en ciertos casos.
  • Conciliación: Intento de un tercero de acercar a las partes, sentándolos a una mesa de negociación, cuando las mismas no quieren negociar.
También te puede interesar:
Formas sustitutivas de la negociación